viernes, 5 de abril de 2013

Tormenta


respiramos palabras

Llegas trayendo agua, vientos y tristezas. Arrasas sin piedad las tierras del esperanzado, tumbando con tu fuerza árboles, techos y construcciones que se humillan a tu paso.

respiramos palabras

No cesas de llorar, desahogando tu dolor sobre la faz de una región maltratada por tu constante flagelo; que te pide a gritos que no la maltrates; que la ames, que la quieras con suavidad: que riegues sus pastos para reverdecer, no para convertirlos en pantanos.

rsepiramos palabras

Robas vidas, sueños e ilusiones. Lágrimas y dolor vas sembrando, sin importarte lo vivido y trabajado por el hombre asolado. Con voz atronada retumbas los cielos, asustando niños y ancianos; intuyen tu rabia, tu ira, tu necesidad de desahogo.

respiramos palabras

Has desahogado tu furia, tu venganza ha sido plasmada; necesitas descansar, dormir. Te retiras a paso lento, hasta desaparecer, a esconderte entre las nubes, viajando a otros lares. Te despides; le cedes tu puesto al sol.
respiramos palabras